La Unidad Educativa Liceo Cristiano Peninsular nació para beneplácito de la comunidad peninsular gracias al sincero anhelo del Pastor Alejandro Mora Briones quien como Pastor del CEPAD ya había logrado consolidar en cada uno de los miembros de la Iglesia una profunda fe en Jesucristo a través del conocimiento de la Palabra y es esa fe la que permitió al siervo captar los propósitos de Dios para la Península y comprender que también era necesario asumir un reto más y crear una escuela que se identificaría como cristiana evangélica por su educación cristo céntrica. Es que el Señor veía como los hijos de los hermanos en Cristo asistían a escuelas seculares y en forma directa o indirecta eran influenciados por costumbres y actitudes negativas y sólo los domingos son bendecidos con las sabias directrices bíblicas de sus maestros quienes trataban de inculcar el temor y la obediencia al creador.

Y es así que mediante acuerdo ministerial No. 0082 se crea el 16 de febrero de 1996 en jornada matutina la escuela particular en jornada matutina N0. 12 Liceo Cristiano Peninsular.

El justificativo es porque en la actualidad se denomina como Liceo a los establecimientos de enseñanza y recreación, Cristiano porque pertenece a la doctrina de Cristo y es el nombre para toda persona que predica el evangelio y ha puesto su mirada en el galardón que nos ofrece Cristo, Peninsular: relativo a la península.

Inicialmente la escuela funcionó en las instalaciones del CEPAD y eran 110 los niños matriculados del 1ero al 5to grado de Educación Básica, los que tendrían el privilegio de informarse y formarse en la hoy denominada Unidad Educativa.

La proyección ascendente continuó con el funcionamiento del Ciclo Básico y en pocos años tener bachillerato en Comercio y Administración especialización Contabilidad, Informática, QuiBio y Fima, siendo 5 las promociones graduadas y con un total de 99 bachilleres egresados.

Por la gran demanda Educativa inicia el funcionamiento del Ciclo Diversificado escuela matutina y del ciclo básico en la vespertina. Para los hermanos que no alcanzaron matrícula en la matutina se creo la escuela vespertina y con la ventaja de ser más económica en sus pensiones. El lema de ¨Educamos para servir¨ es una gran realidad pues le ha permitido a la niñez y juventud de la zona acceder con precios módicos a una preparación y un pensum académico acorde a las necesidades de este mundo de desafíos y exigencias.

Actualmente la institución cuenta con alrededor de 700 alumnos matriculados y la misión y visión siguen activos a través de la educación personalizada e integral que se da durante los 200 días laborables.

Se intensifica una seriede servicios como el DOBE (Departamento de Orientación y Bienestar Estudiantil, la ministración y consejería con Pastores e inspectores y principalmente el compromiso con Dios y la labor social a los familiares delestudiante en la charla de “Escuela para Padres”. Hemos cosechado los primeros lugares en los concursos intercolegiales en que hemos participado y alcanzado campeonatos en diferentes categorías. Cabe resaltar que el maestro liceísta siempre ha sabido que en estos 10 años la gran responsabilidad en el proceso de enseñar y aprender es u ministerio de parte de Dios y por ello se prepara y actualiza académicamente para dar una educación de excelencia. Son muy motivadores y desafiantes los tiempos directivos, confraternidades y campamento a diferentes sitios del Ecuador.

Ir al sitio web del Liceo