El Ministerio de Adolescentes tomo un desafío importante hace cuatro años atrás, ganar a todos los adolescentes y jóvenes de la península para Cristo y esto ha marcado positivamente la vida de cada uno de sus integrantes que gracias a Dios día a día venimos trabajando y esforzándonos para hacer de ellos hombres y mujeres de bien en el presente y proyectándonos en el futuro.EL M.A cuanta en la actualidad con un grupo selecto de líderes llamados y comprometidos con la pasión, integridad, visión y el deseo de convertirnos en innovadores de la juventud de hoy.

Es así que el hecho de tomar y ponernos retos hacen que este ministerio crezca cada día más dando resultados excelentes ya que cada semana nos reunimos en celebración y adoración a Dios más de 100 adolescentes permitiéndole al Señor que cambie la vida de muchos.

Actualmente contamos con varias áreas de trabajo que hacen de nuestro ministerio parte de la misión de nuestro Señor Jesucristo.

Proyecto Tiro al Blanco: Es un grupo de evangelismo explosivo que se encarga de ir a los colegios y barrios de nuestra ciudad cumpliendo la labor de ganar a otros a través de un programa variado y que llama a la juventud a rendirse a los pies de Cristo.
La Banda musical de los adolescentes y la danza: Conforman un grupo que llevan a adorar a Dios con diferentes géneros musicales como el reggueton, rop, pop, etc.
Uniendo los lazos de familia: Es un programa de ayuda familiar que permite a que exista una mejor relación de los hijos con los padres y mas que nada trata de unir a las familias con el amor de Dios. Nos interesa el bienestar emocional de nuestros miembros, es por eso que contamos con áreas de asesoramiento espiritual y de consejo para los jóvenes con líderes juveniles.
Operación reskt: es un tiempo de celebración donde reunimos a jóvenes de los diversos barrios con un programa diferente donde se nos permite conocerlos y que nuestros jóvenes puedan compartir sus experiencias e inquietudes similares.

Estamos convencidos que cada adolescente es un VIP tienen:

VALOR: El Señor los creo a su imagen y dio su propio hijo por ellos

IDENTIDAD: Son seguros como hijos e hijas de un padre tierno, perfecto y eterno.

PROPÓSITO: No existen en vano. Dios los formó con un propósito eterno.