Con mentalidad abierta, corazón dispuesto, innovadores en el trabajo y conformado por más de trescientos jóvenes el Ministerio Juvenil del CEPAD ha tomado el reto maravilloso de convertir a la juventud de la Península en verdaderos adoradores el Señor Jesucristo.

Junto con la líder del ministerio trabaja un cuerpo de 13 consejeros dirigentes y 35 líderes de células por los cuales más de cuatrocientos jóvenes se reúnen en los diferentes barrios de La Libertad para escuchar la Palabra de Dios.

Sus grupos de Alabanza, ujieres, dramas y mimos, rap y reggeton, consolidación, Escuela de Líderes, danza y coreografía, ayuda social y rehabilitación, hacen del Ministerio una fuerza poderosa de ataque contra el enemigo, de edificación al cuerpo de la Iglesia y a nivel peninsular, ya que recibimos invitaciones de instituciones educativas y de ayuda social.

Cada Sábado en el Culto Juvenil nos congregamos para celebrar y al final del mes reunimos a todas las células evangelísticas completando junto con los adolescentes seiscientos jóvenes que con alegría nos gozamos delante de Dios.

Las diferentes actividades que realizamos como el Festival de Coreografías, Concurso de Rap y la ayuda social a los más necesitados dan a conocer a la comunidad el impacto de la juventud del CEPAD.

La unidad, renovación y visión se concretan a través de los Retiros Anuales Juveniles a diferentes lugares del Ecuador (Oriente, Esmeraldas, Loja, etc.).

Preocupados por la sanidad en el corazón de los jóvenes realizamos Encuentros y con la ayuda de nuestros pastores damos consejería en las diferentes necesidades que se presentan.

Nuestra motivación para continuar con esta labor es el Señor Jesucristo, su amor por la juventud que aún no lo conoce, nuestro agradecimiento por su muerte en la cruz, haciéndonos justos delante de Él y el sedeo de que su Espíritu Santo repose en cada joven para que sea un ente de cambio, prosperidad y bendición dentro de su familia, nuestra Península y del Ecuador.