“Papito Dios… te doy gracias por darme la vida y todas la cosas que me has dado quiero conocer y entregarte mi corazón para siempre…”

Este es un ministerio fascinante, dado que la inocencia de los niños es uno de los regalos más grandes de Dios. Recuerde su propia niñez y sus primeros recuerdos y ahora pensé en cómo es la iglesia de hoy.

Este ministerio contiene ideas y sugerencias para ayudarles a crear una iglesia en donde los niños puedan sentirse bien, que lleguen a ser comprendidos y amados. Es una guía, es como un mapa, es como un caleidoscopio en donde se puede observar una gran variedad de patrones y figuras.

Las personas que están a cargo de este ministerio son muy humildes, cariñosas, respetuosas y unas de las características que se puede observar en ellas es que son muy sometidas en las cosas de Dios.

Cada niño, cada maestro, cada salón de clases ofrecen también una combinación sin fin de posibilidades para las necesidades específicas de la iglesia en la cual es muy fundamental, por motivo que en la biblia dice: “..Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el Reino de los cielos”. Los niños son muy importantes para Dios, lo primordial de este ministerio es que conozcan de Dios, que sirvan a Él con un corazón sincero y puro.

Misión

Es guiar a los niños para que tengan comunión con Dios y fomentar en ellos valores que les permitan ser miembros activos de la iglesia y de la sociedad.

Nuestro Principal Objetivo

Es “Sembrar la Palabra de Dios en los corazones de los niños para que cuando crezcan no se aparten de ella y formar hombres y mujeres de bien con bases firmes”. Ellos no son solo el presente, sino el futuro de la iglesia y del país.

Los niños vienen en tamaños, pesos y colores surtidos, se les encuentran donde quiera: encima, debajo, trepando, colgando, corriendo, saltando. Las mamás los adoran, las hermanas y hermanos los toleran, los adultos los desconocen y el cielo los protege. Son la verdad con la cara sucia, la sabiduría con el pelo desgreñado, la esperanza del futuro con la mano en el bolsillo y cada uno de ellos tiene un talento en la cual pueden servir a Dios, tales como:

• Danza

• Mimo

• Canto

Los niños pueden adorar a Dios de diferentes maneras siempre y cuando lo hagan para El. La gloria y la honra a Dios solo a Dios. Los niños son criaturas mágicas. Podemos cerrarle la puerta del cuarto de las herramientas, la de la oficina, la de la escalera de incendio, la de la despensa, pero nunca jamás podremos cerrarle la puerta del corazón.

Este ministerio creado para ellos, tiene sus cultos los días miércoles a las 19H30, domingo 08H00, 10H00 17H00 y 19H30, simultáneamente con los cultos de la iglesia.

Dentro de este ministerio podemos decir que los niños dan todo lo mejor a Dios que es su principal centro de adoración para hacerlo aun mucho mejor. Ellos ayunan para tener la cobertura de Dios y poder ganar las almas para Cristo haciendo actividades como evangelismo, teniendo un retiro bajo la presencia de Dios y un lugar donde pueden asistir y aprender más de Él a su corta edad que en si es un ejemplo a seguir para glorificar a Jesucristo.

Se brinda desayuno a los niños que asisten al Culto Infantil los Domingos por la mañana, también trabajamos con células, coreografía, títeres, etc.

Invitamos a los padres que encaminen a sus hijos en el temor y conocimiento de las cosas de Dios y a brindarse de este buen recurso que nuestra iglesia ofrece para todos quienes hacen de los niños un mejor futuro en el gobierno de Dios.